+506 6422-2692

En un alotrasplante de células madre se utilizan células de un donante. En el tipo de alotrasplante más común, las células madre provienen de un donante cuyo tejido se asemeja en gran medida al del paciente. (Esto se aborda más adelante en “Pacientes y donantes compatibles”). El donante es a menudo un familiar, casi siempre, un hermano o hermana. Si no se encuentra un donante que sea adecuado en su familia, puede que se encuentre uno en la población general mediante el registro nacional de donantes. A este trasplante a veces se le llama trasplante de donante sin relación familiar (MUD por sus siglas en inglés). Los trasplantes de donantes sin relación familiar por lo general conllevan un riesgo mayor que aquellos en donde la compatibilidad se da debido a que hay un parentesco.

La sangre que se obtiene de la placenta y del cordón umbilical en los recién nacidos se ha utilizado más recientemente como una fuente de células madre para los alotrasplantes. Se conoce como sangre del cordón, y es una pequeña cantidad de sangre que tiene un alto número de células madre que tienden a multiplicarse rápidamente. No obstante, no suele haber suficientes células madre en una unidad de sangre del cordón umbilical para los adultos grandes, por lo que la mayoría de los trasplantes de sangre del cordón umbilical que se han realizado hasta ahora se han hecho en niños y en adultos más pequeños. Actualmente los investigadores están buscando formas de usar la sangre del cordón umbilical para trasplantes en adultos de mayor tamaño. Un método es descubrir las maneras de incrementar el número de estas células en el laboratorio antes del trasplante. Otro enfoque es el uso de la sangre del cordón umbilical de dos niños para el trasplante en un adulto (llamado trasplante de dos unidades de sangre de cordón umbilical). Una tercera forma en que se está usando la sangre del cordón umbilical es en un minitrasplante (lea información más adelante). Actualmente, se estudian activamente otras estrategias para mejorar el uso de los trasplantes de sangre del cordón.

Ventajas del alotrasplante de células madre: las células madre del donante producen sus propias células inmunitarias, las cuales podrían ayudar a eliminar cualquier célula cancerosa que haya quedado tras una sesión de tratamiento de dosis altas. A esto se le llama denomina injerto-contra-cáncer. Otras ventajas consisten en que a menudo se puede solicitar al donante la donación de más células madre o hasta de glóbulos blancos, si es necesario, y las células madre de los donantes saludables no contienen células cancerosas.

Desventajas del alotrasplante de células madre: el trasplante, o injerto, podría no injertar, es decir, las células madre trasplantadas del donante podrían ser propensas a morir o a ser destruidas por el cuerpo del paciente antes de establecerse en la médula ósea. Otro riesgo es que las células del sistema inmunitario del donante no solo se dediquen a atacar a las células cancerosas, sino que también podrían atacar a las células sanas en el cuerpo del paciente. A esto se le conoce como enfermedad de injerto contra huésped. Existe asimismo un riesgo muy pequeño de adquirir ciertas infecciones provenientes de las células del donante, aun cuando los donantes tienen que hacerse pruebas antes de que se lleve a cabo la donación. Las infecciones que usted ha tenido anteriormente y que su sistema inmunitario tiene bajo control constituyen un riesgo mayor. Estas infecciones suelen aparecer después de un alotrasplante (alogénico) porque su sistema inmunitario estará detenido (suprimido) por medicamentos llamados medicamentos inmunosupresores. Estas infecciones pueden causar problemas graves e incluso la muerte.

El alotrasplante se utiliza más frecuentemente para tratar determinados tipos de leucemias, linfomas, mieloma múltiple, síndrome mielodisplásico y otros tipos de trastornos de la médula ósea, como anemia aplásica.