Hola! Mi nombre es Melisa Cerdas. Tengo 25 años. A finales del 2018 me diagnosticaron leucemia bifenotípica con cromosoma Filadelfia positivo. El tratamiento requería ciclos de quimioterapia primero, y posteriormente, un trasplante de médula ósea dado la complejidad de mi enfermedad.

Recibí tres ciclos de quimioterapia durante siete meses en el hospital México, en los cuartos de proyecto Daniel. Después, en abril del 2019 me realizaron el trasplante de médula ósea. Mi hermano era 50% compatible y ese porcentaje era suficiente para realizar el procedimiento.

Como cualquier proceso en la vida, hubo varios altibajos en el proceso. Muchos sustos, angustias pero también gran cantidad de momentos alegres. Creo que en eso influyó mucho mi familia y definitivamente el profesionalismo y cariño de doctoras(es), enfermeras(os) y en general del personal de cada hospital.

Antes de la enfermedad yo estaba a punto de graduarme de la universidad y decidí continuar con mis estudios durante el tratamiento. En junio del 2019 me gradué como politóloga y ha sido de mis mayores alegrías en la vida, sumado al hecho de que el trasplante fue exitoso y recobré mi salud.

Al día de hoy, sigo en control en el hospital pero ya no hay rastros de leucemia.

Mis palabras de agradecimiento hacia la CCSS y todo su personal se quedan cortas. De no ser por este maravilloso sistema solidario y universal, yo no estaría viva.